Logogenia

La Logogenia

La Logogenia fue creada en México, en 1992, por la Dra. Bruna Radelli, investigadora de la Dirección de Lingüística del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) en colaboración con los Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM).
Se inició una investigación que tenía como objetivo dar respuesta
a los problemas que presentaban los alumnos sordos frente a los contenidos académicos.
La respuesta a la que se arribó fue la de que estos niños sordos no sabían Español y no lo habían desarrollado naturalmente por su carencia auditiva.
Para demostrar esta hipótesis, se realizó una sistemática intervención con ellos durante 6 años y el resultado dio origen al método.

Bruna Radelli, toma como base teórica la Gramática Generativa de Noam Chomsky para crear la Logogenia, considerando que la capacidad humana para adquirir y desarrollar el lenguaje tiene naturaleza biológica, innata y se adquiere por el simple contacto verbal con una lengua determinada.
Es por esa razón que las personas que nacen sordas o que pierden la audición en períodos tempranos de la adquisición de una lengua, no pueden desarrollar su competencia lingüística en forma natural.
Y como una lengua natural no es enseñada ni aprendida, salvo que crezcan en un entorno natural de la lengua de señas, resulta lógico explicar el fracaso de los métodos que intentan enseñar el lenguaje a los sordos.

Cuando los niños sordos entran en contacto con el español con Logogenia, desarrollan la competencia lingüística que requieren para poder alfabetizarse.